Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Nueva generación de Futbolistas Norteamericanos se toma Europa.

En octubre 2017 la selección de Estados Unidos tocó fondo. El equipo yanqui se quedó fuera del Mundial 2018 de Rusia, provocando un recambio generacional. Más de un año después, el trabajo y el esfuerzo están dando sus frutos. Cada día llegan más jugadores jóvenes de EE.UU a las grandes ligas de Europa y están triunfando.  

El ejemplo más notable es la incorporación de Christian Pulisic (20 años) al Chelsea. El ex atacante del Borussia Dortmund ya es un fijo con la selección y se convirtió en el traspaso más caro (64 millónes de euros) no sólo en la historia del fútbol EE.UU sino de toda la Concacaf, superando a cualquier jugador mexicano.  

Pulisic no está solo. El centrocampista del Schalke, Weston McKennie (20), está realizando una buena campaña con el conjunto alemán y ya suma 17 partidos y dos goles en partidos de Bundesliga y Champions.  

Otro jugador joven que se encuentra en la Bundesliga es el delantero de 18 años Josh Sargent, quien marcó en su debut con el primer equipo del Werder Bremen y ya ha metido dos goles en tres partidos de liga. Además, Timothy Weah (18), hijo de George Weah, ya debutó y marcó con el PSG y disputará la segunda parte de la temporada cedido al Celtic escocés.  

Pero la base de este nuevo grupo la constituye la selección sub20, que hace poco tiempo se proclamó campeón de la sub20 de la Concacaf, venciendo a México 2-0 en la final.  

Entre ellos destacan Sergino Dest, un lateral derecho que le gusta sumarse al ataque y espera debutar con el primer equipo del Ajax en 2019; Chris Richards, un central que fue traspasado al Bayern Munich por el FC Dallas; Brady Scott, portero suplente en el Colonia alemán y Juan Pablo Torres, centrocampista colombianoamericano que ya debutó con el Lokeren de Bélgica.  

También están los dos chicos del Hannover alemán, el defensa Chris Gloster y el delantero Sebastian Soto, este último en España entrenando con el primer equipo durante el parón invernal de Alemania.  

Y quizás el jugador más desequilibrante de todos es el centrocampista mexicanoamericano Alex Mendez, quien marcó los dos goles contra México y promete mucho con el Freiburg de Alemania con sus pases de oro, técnica, visión y fuerte remate.  

Estos son los jugadores que tienen la responsabilidad de que EE.UU vuelva al Mundial en Qatar en 2022, y cuatro años después, si siguen progresando, el Mundial 2026 en casa podría ser muy especial.  

 

 

Arch Bell / Diario Marca  

Foto: Sport Illustrated 

 

 

 

 



Fecha: 09 de Enero de 2019
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+