Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Neymar decisivo para su equipo, PSG, pero con problemas en la tribuna

El  París Saint-Germain tenía que ganar para seguir confiando en sus aspiraciones  multimillonarias de conquistar la Liga de Campeones esta temporada y así lo  hizo ante el Liverpool (2-1) en un duelo apretado hasta el final del partido  que solucionaron en la primera parte dos futbolistas cuestionados por la  hinchada francesa, el lateral español Juan Bernat, autor del primer tanto, y la  gran estrella brasileña, Neymar, decisivo por primera vez con la camiseta  parisina en un encuentro europeo desde su fichaje por 222 millones en el verano  del 2017 procedente del Barça.  

   

Cualquier  otro resultado hubiera abocado a la crisis al club presidido por el jeque  catarí Nasser Al Khelaïfi. Un empate o una derrota ante el finalista del pasado  torneo hubiera significado una eliminación prematura en la fase de grupos de la  Liga de Campeones. Pero este triunfo, construido a base de la velocidad del  tridente Neymar-Cavani-Mbappé mantiene viva sus opciones de clasificarse para  los octavos de final. Para ello, el PSG deberá conseguir por lo menos un empate  en el estadio del Estrella Roja de Belgrado en la sexta y última jornada,  aunque el Liverpool gane al Nápoles, por la diferencia particular que separa  los dos clubes.  

 

 

Del  pasado finalista de la Champions, hubo migas en el Parque de los Príncipes.  Superados por la velocidad de Mbappé y Neymar, las dos flechas parisinas, los  de Klopp perdieron el hilo del encuentro desde el primer cuarto de hora,  encajado un gol de rebote que propiciaron Verratti y Mbappé en el eje de la  defensa y que finalizó Bernat, oportunista. El segundo gol del partido, protagonizado  por Neymar este vez, afirmó el dominio del cuadro local dirigido por el alemán  Thomas Tuchel, que multiplicaba las estrategias, cambiando de sistema de juego  casi cada 10 minutos, pasando de tres a cuatro defensores, algo que acabó por  desquiciar al Liverpool en la primera parte. Solo un gol de penalti de su  capitán James Milner le permitió seguir vivo en el partido.  

 

 

La  victoria supone una bomba de oxígeno para el París Saint-Germain, que lleva  todo el mes en el ojo de un huracán llamado Football Leaks. Estas revelaciones  periodísticas de gran calado, obtenidas gracias a la filtración de millones de  archivos confidenciales sobre el lado oscuro del negocio en el fútbol mundial,  señalaron primero los supuestos amaños político-económicos del club presidido  por el jeque catarí Nasser Al Khelaïfi con la UEFA y su entonces máximo  dirigente, el francés Michel Platini (2007-2015), para evitar que el PSG fuera  excluido de la Liga de Campeones por alterar las reglas del juego limpio  financiero. En el punto de mira de los investigadores aparecen los millonarios  contratos de patrocinios con empresas cataríes que doparían el presupuesto del  club parisino y los abrumadores fichajes de futbolistas estrellas (como Cavani, 

Di María, Neymar o Mbappé) desde la llegada del emir Tamim bin Hamad Al Thani  en 2011. El escándalo fue desvelado el pasado 2 de noviembre, cuatro meses y  medio después de que la entidad parisina fuera absuelta en primera instancia, 

el 13 de junio, por la UEFA a través de un mínimo acuerdo económico que obligó  al PSG a que rebajase sus contratos depatrocinios y que vendiese varios de sus  futbolistas en el pasado mercado de fichajes (el vasco Yuri Berchiche se fue al  Athletic por 24 millones de euros y el argentino Javier Pastore se comprometió con  el club italiano de la Roma por 25 millones).  

 

 

Pese  a sus intentos de sofocar el fuego de la polémica por el fair-play financiero,  que se reactivó tras la decisión de la UEFA el 24 de septiembre de reabrir una  investigación “más en profundidad” sobre las cuentas parisinas, Al Khelaïfi y  su director general, el francés Jean-Claude Blanc, tuvieron que hacer frente a  otro foco de crispación en torno al club de la capital francesa, producto de un  caso de registro étnico en las filas de sus equipos juveniles. Esta vez, las  revelaciones de Football Leaks apuntaron a que el PSG se apoyaba en un archivo  ilegal para diferenciar los jóvenes futbolistas según su origen étnico. Una  práctica discriminatoria que valió al club de Al Khelaïfi ser investigado por  la fiscalía de Paris desde el 19 de noviembre.    

 

El  Pais.com  

Foto:  Getty Images 

 

 



Fecha: 30 de Noviembre de 2018
Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 1
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn