Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Marc Bartra fue operado y se recupera después de sufrir heridas en el atentado esta tarde con explosivos a su equipo. Tribuna12.com


 

Marc Bartra ha tenido que ser intervenido de una fractura en la muñeca después de la explosión que se produjo al paso del autobús del Dortmund cuando se dirigían al estadio para jugar contra el Mónaco la ida de cuartos de la Champions. 

 

Según confirmó la familia del exfutbolista del Barcelona a Onda Cero, Bartra permanece en el hospital al que fue traslado y donde le están operando de sus lesiones. El Borussia emitió un breve parte médico en su perfil de Twitter: "Tiene el radio roto y cuerpos extraños en la muñeca derecha (cristales). En este momento está siendo operado. ¡Ponte bien pronto, Marc!" 

 

Roman Bürki, guardameta del equipo, estaba al lado del jugador y reveló al diario suizo Blick Sport cómo sucedió todo. "Yo estaba sentado junto a Marc Bartra en la última fila del bus. Los cristales rotos le provocaron heridas. Tras la explosión nos tiramos todos al suelo del bus y ya no sabemos qué más ocurrió", dijo. 

 

En principio, por lo que se sabe, el español ha sido el único herido de la explosiónque se produjo esta tarde poco después de las 19:00 horas y que ha obligado a suspender el encuentro europeo. Se jugará mañana miércoles a las 18.45. 

 

 

Tres explosiones alcanzaron este martes al autobús del Borussia Dortmund cuando se dirigía hacia su estadio para jugar el encuentro de cuartos de final de la Champions League contra el Mónaco. Las detonaciones tuvieron lugar en plena calle y dejaron a varios futbolistas del club alemán heridos leves, entre ellos el español Marc Bartra, trasladado a un hospital con cortes en la mano y el brazo provocados por la rotura de los cristales. El defensa tuvo que ser operado a última hora del martes tras sufrir una fractura en la muñeca. 

El central catalán tiene "una fractura del radio de la mano derecha y es operado en un hospital", según desveló el portavoz del Borussia. La herida del ex jugador del Barcelona es considerada "grave", aunque no se han mencionado detalles sobre la recuperación. El equipo también ha indicado que Bartra tenía "cuerpos extraños" en su muñeca en relación por los cristales del autobús. 

 

El director deportivo del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke, informó de que los miembros del equipo se encuentran «en estado de shock». En declaraciones a los medios locales tras decidirse la suspensión del partido, Watzke explicó que las explosiones tuvieron lugar pocos minutos después de que el autobús saliera del hotel en el que se había concentrado el equipo. 

El compañero de equipo de Bartra, el portero suizo Roman Bürki, dijo que estaba sentado en la última fila de asientos del autobús junto al exbarcelonista en el momento de las detonaciones. «Nos agachamos todos dentro del vehículo, el que pudo se tiró al suelo. No sabíamos lo que estaba pasando. La policía llegó muy rápido y empezó a tener todo bajo control. Quedamos en estado de shock, y en los minutos posteriores ninguno de nosotros pensó en jugar un partido», agregó el portero de la selección suiza al diario Blick. 

La cuenta en Twitter del club alemán fue la primera en informar: «En el camino de nuestro autobús ha ocurrido un incidente. Una persona ha resultado herida. Seguiremos informando», escribió a las 19:40, generando una gran incertidumbre en su afición. El equipo alemán se dirigía hacia el Signal Iduna Park, donde miles de espectadores ya esperaban. El autobús quedó «seriamente dañado», tal y como confirmó el portavoz del club, Norbert Dickel. Dos ventanas de la zona posterior del costado derecho quedaron hechas añicos. Los efectos de la explosión, aunque claramente visibles, apenas afectaron al interior del vehículo, donde se encontraban los jugadores y el cuerpo técnico. 

La policía alemana sigue investigando todas las circunstancias que rodean el suceso, aunque se trataría de un «ataque deliberado» contra el equipo. «Hay que ver en qué dirección se encarrilan las pistas», dijo un portavoz de la policía en Dortmund, que subrayó que no había indicio alguno que haga presumir un atentado terrorista o un ataque de ultras del Mónaco, cuya afición no destaca por ser violenta. Las autoridades pidieron a la afición mantener la calma y no caer en especulaciones sobre el origen de las explosiones, del que no había ninguna certeza. Al parecer, las tres detonaciones tuvieron lugar casi a la vez en una esquina de una calle relativamente poco transitada y rodeada de parques y árboles. La intensidad de las detonaciones fue descrita por la policía como «potente». 

El Mundo.es


Fecha: 12 de Abril de 2017
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+