Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Manchester City fue superior al Dortmund (1-2) y se metió a semifinales

El City confirmó su favoritismo en Champions 

El eQUIPO DE pEP gUARDIOLA SE METIó A sEMIFINALES

Le ha costado cinco años, pero al fin lo ha logrado. Por fin Pep Guardiola ha conseguido llevar al Manchester City hasta las semifinales de la Champions. No debería ser una gran noticia que el club del mundo que más dinero gasta en fichajes en los últimos años se cuele entre los cuatro mejores de Europa, pero su historial continental obliga al subrayado. Tras la debacle en octavos contra el Mónaco y las eliminaciones en cuartos frente a Liverpool, Tottenham y Lyon, el City logró anoche romper ese techo de cristal despachando de la Champions al Borussia Dortmund (1-2). 

Lo siguiente será el derbi de los petrodólares contra el PSG. Pochettino contra Guardiola. Neymar contra De Bruyne. Qatar contra Emiratos Árabes. Morbo a raudales. [Narracción y estadísticas] No fue sencillo para el City alcanzar un desenlace feliz, pues el Dortmund defendió con bravura sus opciones e incluso llegó a estar clasificado durante más de media hora, pese a que Haaland pasó casi inadvertido. Pero un torpe penalti de Can devolvió a la vida al equipo de Guardiola y a partir de entonces no vaciló para imponer su superior calidad y conseguir el pase a semifinales por segunda vez en su historia. El City jugó de nuevo sin un delantero puro sobre el campo, pero aunque pueda parecer pretencioso por parte de Guardiola, es la apuesta con la que ha conseguido dejar la Premier atada con meses de margen. En Dortmund, fue De Bruyne quien ejerció de punta, pasando Bernardo a ocupar uno de los interiores. El belga, con un rol similar al que puede ocupar Messi en el Barcelona, era el faro de los citizens, el futbolista en el que siempre se apoyaban por instinto el resto de sus compañeros. 

El problema era que las jugadas del City eran siempre demasiado previsibles, inofensivas para un Dortmund muy bien pertrechado y con las ideas claras. La primera de ellas consistía en contragolpear tan pronto como lograra recuperar el balón. En un año con muchos altibajos, en esa faceta el Dortmund sigue siendo un equipo sobresaliente.

 De hecho, tras un primer intento fallido de Dahoud, Bellingham consiguió darle la vuelta a la eliminatoria a los 15 minutos. Haaland protegió un balón largo desde la defensa y descargó hacia Dahoud. El remate del alemán golpeó en un defensa, pero el rechace lo cazó Bellingham para batir a Ederson. El tanto colocaba al Dortmund en semifinales y la cosa podría haberse complicado mucho más para el City si Akanji hubiera conectado mejor un cabezazo franco apenas tres minutos después. Pero no lo hizo y los de Guardiola comenzaron a trabajarse la remontada. Eso sí, con más sensación de peligro que fuego real, limitado a un latigazo de De Bruyne -el mejor de la noche- al larguero surgido de la nada y a un tímido cabezazo de Zinchenko.

Las aguas se le iban a abrir al City justo tras el descanso. Emre Can, ya autor del error que propició en Manchester el primer tanto de la eliminatoria, golpeó con la mano al balón en un centro al área. Argumentaba el alemán que antes le había dado antes en la cabeza, pero tenía el brazo tan extendido que Martínez Munuera no corrigió desde el VAR la decisión inicial de Del Cerro Grande. Finalizado el suspense, Mahrez se encargó de convertir el penalti. El empate en el partido daba la clasificación al City, que a partir de entonces tuvo muy claro qué tenía que hacer: trenzar posesiones tan largas como pudiera para que el tiempo pasara y el Dortmund se desesperara mientras tanto. La misión tuvo éxito y los ingleses incluso sentenciaron, gracias a un remate de Foden -que ya marcó en la ida- desde una de las esquinas del área. La lógica, aunque sea con cinco años de retraso, se acabó imponiendo..


SERGIO R. VIÑAS/ El Mundo

Foto: Getty Images


Samantha Holmes


Fecha: 15 de Abril de 2021
Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 1