Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Messi ' No me merecias que te echen como lo hiceron,a esta altura ya no me sorprende nada '

Los problemas de Josep Maria Bartomeu, por supuesto, no concluyeron el día en que consiguió que Leo Messi se quedara en el Barcelona a regañadientes. El futbolista argentino, que ya atizó al máximo mandatario azulgrana en aquella entrevista en la que confirmó que cumpliría el año de contrato que le resta al verse atrapado por su cláusula de 700 millones de euros, volvió este viernes a la carga. Lo hizo a través de su cuenta oficial de Instagram, que es últimamente la herramienta con la que Messi lanza sus mensajes. El motivo, la salida de su íntimo Luis Suárez, traspasado al Atlético de Madrid sin coste fijo, aunque seis millones de euros en variables, y después de que el nuevo técnico, Ronald Koeman, se lo comunicara por teléfono en una charla que rondó el minuto de duración.  

Messi agasajó a Luis Suárez, pero con la crítica hacia el gobierno de Bartomeu por bandera: "Te merecías que te despidieran como lo que eres: uno de los jugadores más importantes de la historia del club (...). Y no que te echaran como lo hicieron. Pero la verdad que a estas alturas ya no me sorprende nada", atizó Messi, sin que hiciera falta que añadiera los destinatarios del reproche".  

Y el delantero argentino continuó: "Ya me venía haciendo la idea, pero hoy entré al vestuario y me cayó la ficha de verdad. Qué difícil va a ser no seguir compartiendo el día a día contigo, tanto en las canchas como fuera. Te vamos a extrañar muchísimo. Fueron muchos años, muchos mates, comidas, cenas... Muchas cosas que nunca se van a olvidar, todos los días juntos. Va a ser raro verte con otra camiseta, y mucho más enfrentarme a ti (...). Te deseo lo mejor en este nuevo desafío. Te quiero mucho, os quiero mucho. Hasta pronto, amigo".  

Acudió raudo Neymar a unirse al lío. "Increíble cómo hacen las cosas", escribió el brasileño, el otro miembro de la troika que conquistó la Champions de 2015 en Berlín. Mientras que otro ex azulgrana, Cesc Fàbregas, aplaudió en la misma red social la reacción de Messi. Al aquelarre se incorporaron después Dani Alves o Samuel Eto'o.  

Más en El MundoDolores Delgado y Baltasar Garzón: escapada a Roma mientras se aprueba la ley de Memoria DemocráticaEl MundoLa extraña elección de Bárbara Lennie como imagen de El Corte InglésEl Mundo  

El propio Luis Suárez se contuvo cuanto pudo el jueves para no convertir su acto de despedida en un espectáculo atroz. Y Bartomeu, que había sido quien le había presentado ante la mirada de la familia de Suárez, Messi, Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto desde las sillas dispuestas frente al escenario, se retiró en cuanto pudo. Por si acaso. "Ahora dicen que yo le hago mal a Messi", había clamado el uruguayo cuando le preguntaron por su relación con el argentino, inseparables en sus seis temporadas en el Barcelona.  

Messi, consciente de que este verano ha ido perdiendo muletas emocionales en el vestuario (a Arturo Vidal también se le mostró la puerta de salida para que fichara por el Inter), continúa agitando el turbulento mandato de Bartomeu, pendiente ahora de que se validen las firmas que deberían llevarlo a un voto de censura.  

Francisco Cabezas - El Mundo.es

PH: Getty Images




Fecha: 26 de Septiembre de 2020
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn

Area de comentarios

Deja tu comentario: