Tribuna 12 - Jimmy Oyuela
Cargando reproductor...

Andres Iniesta, un crack en todo el sentido de la palabra, adentro y fuera de la cancha. Tribuna12.com

Casi 22 años después de la llegada de Andrés Iniesta a Can Barça, el manchego se va. Aquel chaval que Fuentealbilla que desembarcó en La Masía proveniente de la cantera del Albacete, se va convertido en una leyenda. Poco importa que de pequeño fuera "del Madrid a todo poder". Sus 31 títulos con la camiseta azulgrana y su liderazgo en el mejor Barça de todos los tiempos valen más que cualquier simpatía de la niñez.Con él se va un poquito de la historia reciente del club. Ha tenido un papel protagonista en unos años en los que el Barça se ha sacudido los complejos del pasado y ha dominado en Europa. En 14 temporadas en el primer equipo ha ganado cuatro Champions League. Antes, el Barça había conseguido una Copa de Europa en los 48 años que tenía la competición en 2003, año en el que se le hizo ficha con el primer equipo. 

Como en muchas de las cosas buenas que le han pasado al Barça a lo largo de su historia, Holanda tiene un papel clave en la irrupción de Iniesta. Es Louis Van Gaal el que le hace debutar con el primer equipo (octubre de 2002) y Frank Rijkaard el que le sube de manera definitiva a la primera plantilla y le da minutos.Como otros canteranos culés, Iniesta tuvo que ser paciente y esperar su momento. Eso lo aprendió con Rijkaard, que acostumbraba a darle entrada en los partidos desde el banquillo. De hecho, en la final de Champions de 2006, entró como recambio con el resultado en contra y resultó decisivo en la remontada al Arsenal.La época doradaSin embargo, lo mejor estaba por llegar. Tuvo que ser un hijo de La Masía como Pep Guardiola el que le diera el poder a La Masía. El de Santpedor apostó fuerte por la gente de la casa. Por los canteranos que ya llevaban tiempo en el primer equipo, como Messi, Iniesta, Valdés, Xavi o Puyol, pero también por los que el propio Pep conocía del filial. Así, desconocidos como Pedrito o Busquets pasaron de estar jugando en Segunda B a ganar el primer Triplete en la historia de nuestro fútbol y el único Sextete hasta la fecha.En esa época, la más gloriosa en la historia del club, tuvo mucho que ver Iniesta. La sociedad formada por Andrés, Xavi, y Messi marcó una época. Los tres futbolistas llegaron a copar el podio del Balón de Oro en una foto que sirvió de aviso al planeta fútbol. El modelo del Barça era el bueno, el que había que imitar. Clubes de toda Europa empezaron a trabajar para asemejar su política de cantera a la del club catalán. El sistema de juego del Barça de Guardiola contagió a equipos de todo el mundo, llegando incluso al fútbol de selecciones. El fútbol de las últimas dos campeonas del mundo, Alemania y España, se vio tremendamente influenciado por lo que logró el Barça de Guardiola en su momento. 

La resacaDespués de la gran fiesta que supusieron los años con Pep, llegó el momento de la resaca. La presencia de Messi en el equipo la hizo más llevadera. El equipo siguió ganando, aunque dio la sensación de que cada temporada con Leo, Xavi e Iniesta en la plantilla que no se ganara una Champions, era un fracaso. Consecuencias de haber alcanzado la excelencia. No obstante, se repitió Triplete en 2015.Con el paso de los años, la figura de Iniesta ha perdido peso. Con Luis Enrique el juego se volvió más directo, con menos peso de los centrocampistas y mayor protagonismo para los tres delanteros. No obstante, el manchego ha seguido siendo un jugador que marca diferencias, un futbolista imprevisible, capaz de desatascar un partido con una genialidad. Eso sí, se ha visto obligado a dosificarse para llegar en condiciones a los momentos clave de la temporada. 

 

Marca



Fecha: 28 de Abril de 2018
Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn